Y seguimos siendo tres

lunes, 20 de mayo de 2013

Publicado por La Vaca Ke Ríe en 10:34
Hace un tiempo os escribía como el colecho había entrado a formar parte de nuestras vidas. Podéis leer el post Aquí
Fue un poco no disfrutándolo al 100 % y de una forma impuesta por las necesidades de mi bebé y las mías propias de descansar.
Nunca he estado en contra del colecho, simplemente he sido una persona que se mueve mucho y necesita un espacio para dormir y como que siendo tres en la cama llegaba un punto en que no descansaba bien.

Ahora he de decir, cinco meses después que estoy encantada con el colecho, consigo dormir aunque mi peque se atraviese o acabe encima de mis costillas y me encanta despertar por la noche  y verle  la carita tranquila y feliz  mientras duerme.
He conseguido adaptarme a mi pequeño espacio y apenas hace un gemido mi peque estoy ahí para atenderla sin provocar un llanto descontrolado.
Aunque sigue despertando infinidad de veces durante las noches consigo llevarlo mucho mejor que antes ya que al levantarme cinco o seis veces de la cama me hervía la sangre y acababa despotricando contra todo el mundo poniendo más nerviosa a mi niña.
He de decir que alguna noche que otra también he perdido un poco los nervios porque una no es de piedra pero lo llevo mucho mejor.
Ahora empieza a hacer más calor y mi marido me propuso que este verano volviéramos a intentar lo de la cuna en nuestra habitación para que  no sudara tanto la niña que suele acabar literalmente chorreando, pero no veo el día en que lo haga porque aunque esté cerquita nunca es lo mismo que tenerla a dos  centímetros  de mi cara.

Y vosotr@s ¿Prácticais el colecho? ¿Os adapatásteis bien desde el primer momento?. Me interesan mucho vuestras experiencias y opiniones respecto al tema.

6 comentarios:

adormir on 20 de mayo de 2013, 10:44 dijo...

Lo importante es sentirse comodo de tal forma tanto tu como tu marido y bebe. Un beso

El papá de Joan Petit on 20 de mayo de 2013, 12:53 dijo...

Nosotros colechamos desde el primer dia. Yo también soy (era) de los que me muevo mucho, así que "tuneamos" una cuna del ikea para hacerla cuna colecho y el bebé, en lugar de dormir en medio, dormía al lado de Lamamá, pero yo creo que instintivamente, dejas de moverte tanto por las noches, ahora ya me levanto tal y como me acuesto y el bebé a veces duerme entre nosotros y a veces rueda hasta su cunita. Llevamos 19 meses ya.
Ahora bien, cada familia es un mundo y cada uno debe hacer lo que le venga mejor. Lo importante es descansar de la mejor manera posible :)

Padre Frikerizo on 20 de mayo de 2013, 20:06 dijo...

Pues nosotros llevamos un mes y nos pasaba exactamente lo que dices en tu entrada. Al principio la poníamos en un lado por lo del sudor pero ahora se mueve mucho así que ahora en medio. Es verdad que me sigo despertando y que en un trocito de cama es difícil moverse pero prefiero eso a sufrir lo de antes. Espero que poco a poco vaya durmiendo más para pasarla a su cuna porque verano, sin aire y Madrid es mala combinación. Ya nos irás contando!
Besos

La Vaca Ke Ríe on 21 de mayo de 2013, 7:51 dijo...

Al final te amoldas, yo los dos primeros meses necesité un periodo de adaptación no sabia donde meterme pero ahora lo llevo mucho mejor y descanso más, el papi disfruta también de tenerla cerquita. a ver como llevamos el tema calor.

Papá de Joan Petit, vosotros ya sois expertos en el colecho. Me alegro de que os vaya tan bien.

Adormir como bien dices tenemos que estar agusto todos, la peque reclama contacto a todas horas, el papi duerme a pierna suelta seamos tres o cincuenta y le gusta tener cerca a su niña y yo me desvelo menos al no tener que levantarme de la cama y estoy de mejor humor

Ser Mamá de una Floreta on 21 de mayo de 2013, 12:23 dijo...

Yo coleche los primeros mesecitos y luego en ocasiones la metia en mi cama. Hasta el viernes ha dormido con nosotros en la habitación pero en su cuna, y a las 5 o 6 se mudaba a nuestra cama los fines de semana. Ella se adapta bastante bien a los cambios. Ahora está en su habitación uy no veas lo que la echo de menos a la que se queja me la traigo a mi cama,jajaj...y cuando me despierto la vuelvo a llevara a su cama...Mi espalda (ernia discal) no me permite ya tener una bebe de 9 kilos encima o con una piernecita en las costillas,jajaj...Mi tecnica es dormirla conmigo en la cama y cuando ya me voy acomodoar yo o mi espalda pide socorro la llevo a su cuna, y asi lo hemos hecho y seguiremos haciendo hasta que decida dormirse sola que lo veo muy lejano,jajaj
Un saludo

La Vaca Ke Ríe on 21 de mayo de 2013, 12:59 dijo...

Me alegro de que la floreta se adapte tan bien, es inevitable echarles de menos, yo creo que el día que se duerma sola también querrás que te necesite para dormir je,je,je.

Publicar un comentario

Dime que te ha parecido este post...

 

Colgando en tu teta Copyright © 2012 Design by Antonia Sundrani Vinte e poucos