Mordiscos peligrosos

jueves, 2 de mayo de 2013

Publicado por La Vaca Ke Ríe en 12:37


A los 10 meses empezaron a salirle a mi muñequita los primeros dientes, entonces se le escapó algún mordisco que otro fuerte mientras mamaba, aunque nada importante pero desde hace unas tres semanas y coincidiendo con la salida de varios dientes de la parte superior  ha comenzado a estar muy molesta y en cada toma mordía haciéndome ver las estrellas.
He utilizado una serie de truquitos, unos fueron bien otros no tan bien y a día de hoy parece que ya se le ha calmado un poco de dolor y muerde muchísimo menos.

Lo primero que se recomienda no hacer es pegar un grito cuando muerde el bebé, cuando gritamos podemos asustar y hacer llorar a nuestros bebés.
Se recomienda en estos casos no gritar, hacerle vacío con el dedo en la boquita al bebé para que no estire y haga más daño. Apartarle y decirle un no firme para que entienda que eso no tiene que hacerlo, dicen que ese no debe ser firme pero sin gritar para que no se asuste y sin reírse para que no crea que morder es divertido. Si os soy sincera a mí esta técnica no me ha servido nunca nada de nada, o se ríe o llora porque le he quitado la teta y no ha acabado de entender lo que pasa.
Una cosa que si le ha aliviado bastante es darle mordedores fresquitos de la nevera antes de las tomas. Nunca los había querido pero en estas últimas semanas se ve que tenía bastantes molestias y no dejaba de morderlos.
La toma la empezaba más relajada, y podíamos alargarla más antes de tener que quitarla del pecho por los mordiscos e interrumpirle la toma.
Hay que estar alerta, mirar en todo momento al bebé y cuando vemos que parece que va a cerrar la boquita y morder o estira la cabecita hacia atrás meterle el dedito en al boca para evitar el mordisco.
A veces podemos estar hablando con alguien o viendo la tele sin prestarle atención a nuestro bebé y recibir un mordisco porque requieren nuestra atención, muy importante mirarles en todo momento.
El mayor problema lo hemos tenido en la toma de antes de dormir, en esa toma si le interrumpía la toma no podía dormirse, entonces se ponía muy nerviosa y no paraba de morder.
En este caso opté por irme a la habitación, estar medio a oscuras y poner música relajante o nanas para que la toma fuera lo más tranquila posible y evitar los mordiscos. He de decir que esto me ha funcionado increíblemente bien.
Bueno chicas espero que estos consejitos os puedan funcionar en un futuro.
Y vosotras ¿Cómo habéis resuelto los mordiscos? Os invito a contar vuestras experiencias y ayudar un poquito más a las mamis en estos momentos tan delicados.


3 comentarios:

Mamá Merlin on 2 de mayo de 2013, 13:25 dijo...

A mi bebé le comenzaron a salirle los dienticos a los cinco meses... Y bueno hemos tenido momentos de mordiscos, incluso en los pies, pero él sabe que no debe hacerlo... A veces es incontrolable para ellos.

Ser Mamá de una Floreta on 2 de mayo de 2013, 13:40 dijo...

Pues yo lo siento pero cuando me ha mordido he chillado viendo las estrellas...está con la salida de los dientes de arriba 4 a la vez, y vuelve a las andadas con los mordiscos :(
Un saludo

La Vaca Ke Ríe on 2 de mayo de 2013, 17:28 dijo...

A veces es inevitable soltar el gritito, uff con 4 a la vez es normal que muerda la pobre debe estar pasándolo fatal.
Espero que pase pronto

Publicar un comentario

Dime que te ha parecido este post...

 

Colgando en tu teta Copyright © 2012 Design by Antonia Sundrani Vinte e poucos