Como hacer fotos a nuestros pequeños...

viernes, 29 de marzo de 2013

Publicado por La Vaca Ke Ríe en 11:31



Hola, soy el papá de Nerea. Esta semana hemos estado de vacaciones y mi mujer ha dejado un poco desatendido el blog y había pensado en escribir yo algo. Comparto el método de crianza que hace mi mujer y creo que está haciendo una labor fenomenal.

Hoy no os voy a hablar de crianza ni de lactancia, creo que eso lo hace mucho mejor mi mujer. Hoy quería compartir con vosotros una afición que vengo practicando desde hace un tiempo y que me reconforta mucho, ahora mas teniendo a mi hija, se trata de la fotografía.





Para mí la fotografía es una manera de expresión, de arte, de plasmar un punto de vista y una manera de tener un recuerdo de un instante en el tiempo, ¿Quién no ha soñado alguna vez con parar el tiempo?

Desde meses antes de nacer mi hija, esta afición fue aumentando. Es verdad que el embarazo hace mas bella a la mujer, su pelo brilla mas, su mirada es mas alegre, su piel... es como si tuvieran superpoderes... Es una oportunidad muy buena para sentir y expresarlo haciendo fotos a esa persona tan querida que tienes a tu lado. Aunque sería un buen tema para hablar, creo que mejor empezar por los mas pequeños.

Antes de nacer mi hija, no paraba de decir las fotos y vídeos que le iba a hacer, me imaginaba todo el día haciéndoles fotos sin parar. Al nacer me di cuenta que no era así, si que le hacía fotos pero no tantas... El porqué era muy sencillo, me quedaba embelesado mirándola, no quería perderme ningún instante de ella, esos pocos segundos que tardas en ir a buscar la cámara eran oro, jeje... Aun así, intentaba plasmar alguno de sus primeros momentos dejando la cámara muy a mano... sus primeras sonrisas, sus primeros vestidos, sus primeras trastadas (todo cuenta...)

Así que no esta demás dedicar un poco de tiempo para hacer solamente fotos y evitar tener que perdernos esos momentos mirando por el objetivo en lugar de disfrutarlo con nuestros propios ojos... (no es lo mismo estar de viaje en Japón que verlo en un vídeo sentado en tu casa ¿no?, que sí que lo puedes ver muchas veces y fijarte en cosas que no te habías dado cuenta, pero no es lo mismo...)

Así que después de todo este rollo voy a dar unos consejos para hacer una buena sesión de fotos a vuestros hijos:

- Primero que nada decir que al igual que compramos cunas, carritos, pañales y mil y una cosas para el bebé que la mayoría no usaremos, es fundamental comprar una cámara de fotos medianamente bien, para hacer fotos a nuestros hijos, ya no solo para nosotros mismos recordar como era nuestro pequeño, si no para que ellos cuando crezcan, puedan imaginar como ha sido su infancia. Tu puedes decirle a tu hijo que le querías mucho, pero una foto demuestra mediante gestos, miradas, ese cariño. A día de hoy, yo recomendaría una cámara digital (espero que los mas puristas no se enfaden...), a poder ser de alguna marca conocida, buscad opiniones por Internet. Por cierto... muchos usan los móbiles para esto, porque les pilla mas a mano y demás, y aunque yo soy un geek de los móbiles y la tecnología, un mobil es un mobil y una cámara una cámara, zapatero a sus zapatos...

- Ahora que tenemos nuestra cámara, y lo mas importante a nuestro hijo, podemos planificar un poco nuestra sesión. Hay que elegir un día con luz, es muy importante la luz para las fotos, ya que lo que hace que se plasme la foto, es esa cantidad de luz que durante un instante impacta sobre el sensor de la cámara.

- El lugar debe de ser neutral, ni mucha luz ni muy poca, ni con mucho sol ni con mucha sombra. Lo mejor es en el exterior en un lugar donde no de el sol y tenga luz que le llegue desde las zonas de sol (la luz rebota, por eso podemos ver las cosas)

- También es muy importante  que el fondo no quede mas iluminado que el niño, ya que en ese caso saldrá mas oscuro y desviaría la atención... En el caso que sea inevitable porque estéis en una terraza con sol fuera o algo parecido, podéis hacer uso del flash, si aunque sea de día el flash también se usa para rellenar sombras y igualar los altos contrastes que puedan haber. El lugar idóneo seria utilizar como fondo una pared, a poder ser despejada y de un color blanco o claro.

- El estado de animo del niño también es muy importante, hay que tratarlos con delicadeza, evitar momentos en los que sabemos que el niño no esta receptivo, o momentos determinados como pueden ser cuando tengan hambre o sueño.

- ¿Cómo vestimos a nuestros pequeños?, pues como queramos, que estén cómodos y no sobrecargados, eso si, limpios y peinados (esto es algo mas difícil, por lo menos con mi hija) Los colores vivos quedan muy bien, también los tonos pastel.

- Ahora quedaría situar a nuestro pequeño modelo. Obviamente no lo colocaremos apegado a la pared y mirándonos a nosotros, que no es un delincuente. Si son muy pequeños, podemos colocar una alfombra o manta de pelo o algunos cojines. Los colocamos a cierta distancia de la pared para que no se puedan hacer daño y de cara hacia donde entra la luz mas fuerte, ojo con taparle la luz al colocarnos delante porque saldrá una sombra.

- Mantener a un niño quieto no es una tarea fácil, a no ser que estén dormidos (que también podemos aprovechar para hacerles fotos) Así que debemos intentar que por lo menos estén entretenidos para que se dejen hacer fotos. Unos cuantos juguetes hacen esta tarea mas fácil, no muchos. También podemos incluir algunos objetos por el fondo.

- El niño no tiene porque mirar a la cámara, es mejor dejarlos a su aire y hablarles como si estuvieseis ahí hablando con ellos, así les haremos las fotos como son ellos mismos que cuando las volvamos a ver, nos permitan reconocerlos y recordarlos fácilmente.

- Una vez el niño está cómodo podemos empezar a hacer fotos. A poder ser configurar la cámara para que no haga ningún sonido al hacer la foto, ya que pueden distraer al niño. Aunque el modo automático de las cámaras la mayoría de veces funciona bien, yo recomendaría usar el modo “Retrato”(si se tiene) y desactivar el flash.

- El foco es lo mas importante, y es en lo primero que se va a fijar la gente cuando vea una foto. Si se tiene un único punto de foco (normalmente central), hay que enfocar a los ojos y luego encuadrar la escena evitando acercarnos o alejarnos ya que estropearíamos ese foco. También podéis enfocar a algún objeto con el que el niño este jugando dejarlo a el en segundo plano.

- El encuadre es otra cosa a tener en cuenta. No es necesario que el niño esté en el centro, pero si hay que tener en cuenta algunas cosas. Si el niño mira hacia un lado, debemos dejar mas espacio hacia ese lado. En las fotos queda mejor no cortar a las personas, a no ser que sea un encuadre muy cerrado, en el caso de que se tenga una cámara en condiciones, siempre podéis encuadrar mas finamente después y recortar la foto a vuestra conveniencia. Probar varios encuadres, cuando tengáis bastantes fotos también podéis aprovechar para experimentar...

- Llegó la hora de disparar, FUEGO!!!, era broma... Es muy importante que hagáis la foto sin moveros, y esperar un instante en el que niño no haga movimientos bruscos. Tened precaución con el uso del zoom, ya que algunas cámaras usan zoom digital que empeoran las fotos y en otras la luz puede verse reducida... así que, en la medida de lo posible, usad el zoom manual, osea, os acercáis y os alejáis  vosotros mismos jeje... (no olvidéis enfocar después y no antes de moveros)

- Ya hemos terminado, aprovechar para abrazar y besar a vuestros pequeños que durante todo lo que en ese tiempo no habéis podido.

- Hora de visionar nuestras fotos y descartar las que no hayan salido mal, es difícil descartar una foto en la que sale nuestro pequeño así que mejor eso os lo dejo a vosotros.

- Por ultimo, hay que conservar esas fotos para que no pierdan, estropeen o se borren. Para ello las fotos hay que copiarlas en un CD de calidad (nada de los chinos), en un disco duro que podamos guardar aparte (es preferible que no se use asiduamente) o que las imprimáis y las coloquéis en algún álbum. Yo recomiendo la creación de un álbum digital, que los hay muy baratos y lo podéis hacer vosotros mismos en vuestra casa. De buena calidad y económicos están los Probook de Fotoprix o en su defecto los fotolibros. Se pueden encontrar descuentos del 50% frecuente mente, solo hay que buscarlos.

En fin, espero haber avivado en vosotros la ilusión de hacer fotos a nuestros pequeños y crear unos bonitos recuerdos para el día de mañana. No olvidéis disfrutar con ello y ellos.


Un saludo.

1 comentarios:

Padre Frikerizo on 31 de marzo de 2013, 23:25 dijo...

Tengo que reconocer que soy un poco desastre con las fotos, las tiro de cualquier forma aunque siempre tengo la cosa de intentar aprender a hacerlo de una manera un pelín más profesional porque al final es lo que nos queda. Lo que si he conseguido es mantenerlas en el ordenador bien catalogadas y guardadas con sus backups, fundamental. Geniales tus consejos para hacerle las fotos a los pequeños, tenemos un millón y hay que intentar disparar cada vez mejores para guardarlas :)
Un abrazo!!

Publicar un comentario

Dime que te ha parecido este post...

 

Colgando en tu teta Copyright © 2012 Design by Antonia Sundrani Vinte e poucos