En mi cama somos tres, de cómo el colecho se instauró en nuestras vidas

martes, 18 de diciembre de 2012

Publicado por La Vaca Ke Ríe en 17:33
Yo como toda mamá primeriza y extremadamente inocente pedí que me regalaran durante mi embarazo una preciosa minicuna con la idea de tenerla junto a mí los primeros seis meses  para facilitar la lactancia y el cuidado de mi niña y luego pasarla a su cunita en su habitación. También creía que probablemente pasado ese tiempo ya no mamaria, porque al tener que trabajar me resultaría imposible y que podría dormir solita sin necesitarme. ¿Por qué tendremos la manía de hacer a nuestros bebés más mayores de lo que son? Aunque claro eso es fruto de la moto que nos venden desde fuera y del boca a boca.

Entonces  llegó la primera noche con la peque y veíamos que automáticamente cuando la dejábamos  en su minicuna ella se sobresaltaba y no dejaba de llorar hasta que la cogíamos así que nos tocó empezar a practicar el colecho, yo apenas dormía y siempre pensaba que podía pasarle algo a mi niña. Cuando son tan pequeños los ves tan frágiles que piensas que se pueden romper enseguida.
Una noche mi marido que cuando duerme ya puede caer una bomba atómica que no se entera al girarse casi aplasta a la peque, yo como estaba alerta lo paraba y hubo otra noche en la que oigo como mi hija empieza a gemir y resulta que papi le había puesto la almohada en la cara, así que decidimos buscar otra solución. Puse un colchón de cuna junto al mío y sobre la superficie de madera de nuestra cama japonesa, nada recomendable para mamis y mucho menos mamis con cesárea, y así pasamos unos felices 8 meses. Yo aunque despertándome mucho siguiendo la tónica de despertares de mi peque, tenía todo mi espacio, dormia mejor entre sus despertares  y consideraba más segura para mi hija esta forma de dormir.

La peque creció y cada vez que se despertaba era un terremoto dándose cabezazos por doquier. Yo después de más de 5 meses lidiando con la infinidad de despertares nocturnos de mi hija cambié ese anterior estado de vigilia por un estado de sopor del que me sacaban los lloros de mi niña ante el coscorrón que se pegaba, así que decidimos meter su cuna en nuestra habitación.
Eso era un ir y venir a la cuna, pero como cuando dormía con nosotros era igual decidí seguir así, unos ratos en la cama  y otros en la cuna. Pero lleva un tiempo que en la cuna ya no quiere estar ningún rato.
Me encantaría disfrutar del colecho plenamente como hacen otras mamis, poder metérmela en la cama, sin ninguna preocupación, que mamara siempre que quisiera y yo apenas enterarme pero no es así. Cuando mama me entero y bastante porque cada vez es más mayor  y ya apenas mama quietita sin hacer flexiones a la vez que disfruta de su teti y entre mi marido y mi nena que no paran, me van echando poco a poco de la cama  y más de una noche me ha tocado dormir algún que otro rato en el sofá porque cualquiera mueve a la peque y que se despierte.
Así que he llegado a la conclusión de que prefiero que ella duerma bien, tenga a sus papis cerca cuando se despierta asustada y pueda disfrutar de su teti que poder dormir a pierna suelta y espatarrarme en mi cama, ya se nos ocurrirá algo para ganar espacio.
Acepto sugerencias por vuestra parte, probablemente más de una haya pasado por esto
Seguro que llegará un día en que ella estará preparada para dormir solita, en su cunita o en su camita y en su habitación y que dormirá del tirón y yo echaré de menos no tenerla cerca y no darle teti  cinco o seis veces cada noche.

7 comentarios:

Mar on 18 de diciembre de 2012, 18:41 dijo...

Uf,aunque yo llevo 28 meses de cohecho,no te puedo ayudar mucho.
Sigo durmiendo destapada, en una esquina de la cama, sin cambiar la postura en toda la noche y con la teta al aire para que mi niño tenga barra libre para mamar.
Pero me compensa y no lo cambiaría por nada. Ya llegará el momento en que él duerma del tirón y en su cama.
Ánimo,como dices,luego lo echarás de menos.
Besos

La Vaca Ke Ríe on 19 de diciembre de 2012, 7:57 dijo...

Gracias Mar por comentar, yo el único problema que tengo con el colecho es que no consigo pegar ojo, a ver si acabo acostumbrandome y empiezo a disfrutarlo un poco más.

colometa llopis on 19 de diciembre de 2012, 10:43 dijo...

Yo colechar completamente no lo hago...mi hija duerme desde las 22 horas hasta las 4 o 5 de la mañana en su cuna y apartir de ahi lameto con nostros en mi cama. Yo para que papi no la chafe duermo abrazandola con una brazo, asi el brazo hace de barrera y ella puede coger la teta cuando quiera,y asi llevamos 9 meses...estoy pensando llevarla a su cuarto ya, pero me da una pereza el pensar que si se despierta tengo que salir de mi cuarto para ir a buscarla, uf!jajaja
Por cierto!q susto lo de la almohada!!!
Y q es eso de ir tu al sofá?manda a tu marido!!!jajaja

Besos

SER MAMA DE UNA FLORETA

La Vaca Ke Ríe on 19 de diciembre de 2012, 11:34 dijo...

Tu hija aguanta bastante en la cuna,que suerte, la mia mucho menos. Esperate a cambiarla de cuarto cuando haga más calorcito que con el frío cualquiera sale. Yo el cambio de cuarto de momento no me lo planteo porque mama mucho por las noches y prefiero tenerla conmigo.

adormir on 20 de diciembre de 2012, 10:58 dijo...

Hola la vaca ke ríe. Acabo de conocer tu blog y me ha gustado mucho tu sinceridad a la hora de escribir lo que sientes y piensas.
Te sigo.

Yo acabo de empezar hace más o menos un mes mi primer blog como mamá blogera. Mi blog va relacionado con el sueño infantil (un tema que adoro). Yo no estoy en contra de nada ni pretendo cambiar de idea a nadie sobre nada en absoluto. Todas nosotras, como madres que somos tenemos el derecho de decidir sobre nuestros hijos lo que queramos. En mi blog pretendo dar a conocer ideas, metodos y datos de interés general que puede que quizás te ayuden.

Si tubiera que darte mi opinión personal (repito: personal) ni buena ni mala. Creo que en realidad no te sientes tan a gusto con el tema del colecho y el hecho de no dormir te esta afectando de alguna manera en tu estado animico. Sé de muchas madres que practican colecho y se sienten muy a gusto y duermen del tirón pero no a todas las familias les sirven las mismas cosas. Lo que para unos les resulta comodo a ti puede que te este causando muchos malos tragos y no significa que seas un bicho raro.

En mi experiencia como madre no puedo ayudarte mucho porque yo no di el pecho (lo cual cambia mucho las cosas) y tampoco dormí jamás com mi hija porque era imposible aguantar los ruiditos y movimientos de ésta. jeje.

Un abrazo de otra mamá. Y perdona por alguna falta ortografica voy muy rapido y escribo sin acentos y sin mirar casi casi. jeje.

La Vaca Ke Ríe on 20 de diciembre de 2012, 15:36 dijo...

Agradezco tu sinderidad. No duermo del tirón no porque coleche sino porque mi hija puede llegar a despertarse incluso cada hora ciertas noches y la tónica normal es de 4 ó 5 despertares por noche. Esto ocurre tanto si está en la cuna como sino. El tema del colecho me dificulta un poco más el dormir los ratos que ella duerme pero si llora en la cuna no me queda otra porque odio los métodos conductistas para dormir a bebés, creo que el lloro no es la solución.
Me pasaré por tu blog a ver si me ayuda un poco.

adormir on 22 de enero de 2013, 16:36 dijo...

Yo considero lo mismo con respecto a dejarles llorar. En realidad considero que mas bien lo que hacemos dejandoles llorar es todo lo contrario a arreglar una situación, pues despues muchas veces acaban odiando su cama y su habitación y precisamente eso es lo último que deberia ocurrir. En su cama tienen que sentirse comodos, relajados y seguros.
Pero la solución existe y no tiene nada que ver con llantos. Te lo aseguro. Ánimo. Un abrazo

Publicar un comentario

Dime que te ha parecido este post...

 

Colgando en tu teta Copyright © 2012 Design by Antonia Sundrani Vinte e poucos